Home / Noticias / Un exoesqueleto puede restaurar la función motora de los parapléjicos

Un exoesqueleto puede restaurar la función motora de los parapléjicos 0

exoesqueleto-nacional

 

Las nuevas tecnologías cada vez están más presentes en el mundo de la rehabilitación. Los científicos desarrollan nuevos dispositivos para facilitar la vida de los pacientes que han sufrido un accidente que impide su movilidad. en esta línea se desarrolla el ‘Hyper’, un proyecto patrio que busca desarrollar nuevos dispositivos que puedan restaurar la función motora de los pacientes papapléjicos tanto en miembros superiores como inferiores.

Como publica ‘Infomédula’, con el desarrollo de sistemas híbridos que combinan neurorobots y neuroprótesis, los científicos que participan en el ‘ProyectoHyper’ están investigando en cuatro tecnologías principales: la interacción directa entre el cerebro y la máquina, es decir, leer el pensamiento y transformarlo en movimiento, la neurorobótica, que persigue fabricar exoesqueletos, la neuroprotésica, que consiste en estimular los músculos mediante corrientes bajas, y la realidad virtual, que pretende facilitar el aprendizaje a la hora de usar nuevos dispositivos. Los investigadores pretenden aunar estas cuatro tecnologías en dispositivos y crear máquinas que no solo ayuden a los pacientes a moverse sino que estimulen sus músculos y a su cerebro.

El exoesqueleto fabricado por ‘Hyper’ cuenta con motores en las articulaciones de la cadera, las rodillas y los tobillos para mover toda su estructura. El movimiento que se genera no solo sale de máquina. Su armazón incorpora una serie de parches que aplican corrientes eléctricas de baja intensidad a los miembros del paciente para activar sus músculos y aprovechar la fuerza generada para crear movimiento.

Este proyecto comenzó en 2010 y en el participan nueve instituciones españolas: el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, el CSIC, Tecnalia, la Universidad de Zaragoza, la Universidad Rey Juan Carlos, la Universidad Carlos III, el Instituto de Bioingeniería de Cataluña, CIDETEC y VICOMTECH.

 

Share