Home / Noticias / Pez robot del MIT que podría explorar el océano profundo

Pez robot del MIT que podría explorar el océano profundo 0

Pez-Robot

 

La investigadora del MIT Daniela Rus dice que los peces robóticos desarrollados en su laboratorio podrían abrir un mundo de exploración en aguas profundas cuyo alcance está limitado para los seres humanos actualmente. El pez robot es capaz de imitar los rápidos movimientos de un pez real, y podría nadar junto a los bancos de peces que viven en los arrecifes de coral en el verano, dice la investigadora Daniela Rus.

Rus, que pasó cerca de dos años ayudando a diseñar y construir el robot, dijo que los planes que tiene para el pez robot, es que registre la actividad de un banco de peces en ambientes de arrecifes de poca profundidad. El robot fue construido por un estudiante de Ingeniería Eléctrica del mismo campus llamado Andrew Marchese.

En un futuro próximo, este pez robot también podrá ser capaz de hacer exploración del océano en aguas profundas para tener una idea de “un mundo que se encuentra actualmente fuera de alcance para los seres humanos”. Esta podría ser la herramienta de la exploración definitiva para el mundo submarino. “Podría crear el observatorio submarino final desde donde podríamos mirar este mundo, al que no tenemos acceso a la actualidad.” Afirma Rus.

Otros usos para el pez robot podrían incluir su uso como una herramienta de inspección para examinar la parte inferior de los barcos u observar las complejas redes de tuberías submarinas usadas en la industria del petróleo. Rus es profesora de ciencias de la computación e ingeniería y directora del laboratorio de Ciencia Computacional e Inteligencia Artificial del MIT. Se negó a decir cuánto dinero se gastó en el diseño y la construcción del pez robot. El robot está hecho de silicona suave, lo que es un ejemplo de cómo los robots blandos podrían demostrar ser aún más útiles que los robots de construcciones rígidas.

Los robots hoy en día son duros, y eso los hace peligrosos“, dijo Rus. “Un robot blando será más fácil de integrarse tanto en ambientes humanos, donde puedan interactuar de manera segura y en estrecha colaboración con los seres humanos.

Aunque no se dijeron todos los detalles de la construcción del pez robot, se sabe que se usó una impresora en 3D para crear las piezas de silicona. En Robots al Detalle hemos visto ya varios robots cuyas piezas también se han obtenido gracias a impresoras 3D, como Robugtix T8. El pez robot tiene una gran maniobrabilidad en el agua, ya que puede nadar hacia adelante y atrás. Tiene la posibilidad de realizar cambios de dirección de hasta 100 grados y tiene un arsenal de hasta 30 maniobras de escape. Aunque este diseño tiene un tiempo de uso de 30 minutos, ya que funciona con dióxido de carbono, tienen planeado crear una versión que bombeará el agua para aumentar el tiempo de uso.

/watch?v=BSA_zb1ajes

Más información: EuropaPress  

Share