Home / Noticias / Presentando el robot aspirador Premium 210

Presentando el robot aspirador Premium 210 0

Tras las dudas planteadas por muchos de vosotros, nos hemos puesto manos a la obra para realizar un primer acercamiento al robot aspirador Premium 210 y lo cierto es que no hemos encontrado mucho de dónde sacar.

No es que nos sorprenda mucho la falta de información sobre este aspirador del que apenas podemos conocer su peso o sus dimensiones, pero si algo podemos destacar, es que sí se anuncia a bombo y platillo es su precio, que no alcanza los 190 € y a todas luces nos hace escamarnos…

 

Características

 

    • Pared Virtual

 

    • Luz ultravioleta antibacterias

 

    • Autorecargable

 

    • Programable

 

    • Detector obstáculos y escaleras

 

    • Mando a distancia

 

    • Mopa

Pese a que incluye algunas de las últimas novedades en lo que a robots aspiradores se refiere, como son la luz UV que ya encontrábamos en el Asus Agait EC01 E-clean que favorece la eliminación de bacterias por donde pasa la máquina, o la gamuza que hace las funciones de mopa, abrillantando ligeramente tras la limpieza, no hemos encontrado ningún tipo de información oficial sobre su sistema de navegación o sus patrones de movimiento.

Esto hace que le atribuyamos patrones simples y descartemos cualquier tipo de sistema inteligente de limpieza o de detección de suciedad.

Mando a distancia premium 210
Cuenta con mando a distancia y panel de control a priori muy intuitivos y simples, derivados de la mera función de control de movimientos, regreso a la base de carga y programación.

Por lo demás, la  pared virtual aunque útil, no es novedosa, igual que otras de las bondades que resaltan como su detector de obstáculos o su parachoques. Sí cabe señalar que su tamaño es ligeramente inferior al estándar de 9 centímetros y que su gamuza puede ser muy efectiva en suelos de madera, aunque desconocemos el sistema de limpieza de ésta.

 
Sintetizando, no deja de ser un aspirador de gama baja, convertido en digno competidor gracias a sus elementos relativamente novedosos como la lámpara UV y la gamuza, pero cuya escasa información nos hace no caer del todo en la tentación del precio.