Home / Noticias / Virobi Vileda

Virobi Vileda 0

Tras nuestra comparativa de robots friegasuelos, pasaremos a analizar más en profundidad cada uno de los modelos comparados. Empezamos por el peor parado en las pruebas: Virobi.

Si queréis ver la comparativa de Scooba, Braava y Virobi pinchad aquí.

El robot Virobi Vileda es un robot que pasa la mopa y lo hace en seco. Algunos usuarios han probado a colocarle la mopa humedecida y los resultados han sido variados: a algunos usuarios les ha parecido bueno el acabado y otros en cambio no repetirían la experiencia. Pero ya decimos, es un robot para pasar la mopa en seco.

Es fácil de usar: primero fijamos la mopa al soporte de velcro. En segundo lugar seleccionamos un programa y ponemos el robot a trabajar. Tercero, cambiamos la mopa si fuera necesario. Gracias a su diseño compacto pasa sin problemas por debajo de camas y muebles.

CARACTERISTICAS

.Diseño

Lo primero que nos sorprende al abrir la caja es lo poco que hay en ella: el robot Virobi Vileda, tres mopas desechables, un cargador para la batería y las instrucciones.

Virobi VIleda

El robot Virobi es de color rojo y su parte superior es de color gris. Su forma nos recuerda a un platillo volante. Consta de tres parte principales: el cuerpo con forma de media esfera, un aro flexible de color negro con velcro y la mopa desechable, de color blanco.

En la parte superior del cuerpo podemos ver dos botones y un piloto de color verde que indica que el robot está encendido. Si está de color verde intermitente indica fin del ciclo corto de limpieza. Si la luz es de color rojo indica que el robot está cargando. Si es rojo intermitente lento, indica batería baja. Si es rojo intermitente rápido, indica que el robot Virobi está bloqueado.

Virobi botones

 

Hay también una entrada para conectar el cable del cargador.  Uno de los botones está marcado con un punto. Este botón es para que el Virobi haga el ciclo de 30 minutos. El otro botón está marcado con dos puntos y sirve para que el Virobi haga el ciclo de 120 minutos.

Virobi toma de corriente

En la parte inferior del cuerpo, podemos ver dos ruedas de color negro situadas en una pieza giratoria de color rojo,la cual es muy fácil de quitar a la hora de limpiar. Simplemente con un clic, sin tornillos ni nada.

Virobi parte inferior

. Sistema de limpieza

El robot mopa Virobi carece de navegación inteligente.   Lo primero que hacemos es poner el robot a cargar por primera vez, lo que nos va a llevar unas 12 horas. Ponemos El Virobi en marcha y vemos que se desplaza linealmente girando sobre su eje, como si fuera una peonza. Cuando choca con un obstáculo, cambia de dirección y sigue su camino. Carece de sensores de choque o anticaída.

Podemos comprobar su capacidad de navegación en la Prueba de navegación:

 

Durante su trabajo nos hemos percatado de un detalle: este robot no puede con residuos sólidos y no se lleva bien con manchas de líquido, ya que las ruedas pierden agarre y  el robot patina.

Tiene dos modos de limpieza: el ciclo de 30 minutos y el ciclo de 120 minutos. Y cuando termina, se detiene.

No tiene depósito ni filtros. Toda la suciedad queda retenida en la mopa, y la que no, queda esparcida. Digamos que el Virobi es algo guarrete, pero tampoco se le puede pedir más.

Mopa colocada en el soporte

A pesar de ser redondo, como lleva el aro negro flexible, al llegar a una esquina, el aro se amolda a la forma de la esquina y consigue atrapar la suciedad de la esquina (más o menos).

 FICHA TECNICA

  VIROBI VILEDA
Color ROJO
Peso (Kg) 0,47

Tiempo de carga (horas)

8
Autonomía (horas) 2
Dimensiones (cm) (diámetro y altura) 30 x 7,5
Potencia (w)

DESCONOCIDO

Nivel sonoro (dB) DESCONOCIDO
Mando a distancia (si/no) NO
Programación (si/no) NO
Paredes virtuales (si/no) NO
Capacidad del depósito (litros) DESCONOCIDO
Batería (tipo) NiMH 3,6V 1000 mA
Velocidad (m/hora ó cm/segundo) DESCONOCIDO
Cepillos laterales (si/no) NO
Cepillos centrales (si/no) NO
Filtro / Tipo de filtro (si/no) NO
Base de carga (si/no) NO
Tipo de navegación ALEATORIO

CONCLUSIONES

Nos encontramos ante un artefacto muy elemental y básico. Su forma de navegar es sumamente sencilla: el robot cambia de dirección cuando choca con un objeto o pared. Así de simple y aleatorio. No detecta obstáculos o escalones por los que pueda caer.

Si se queda atascado en algún lado y no nos percatamos de ello, se le agotará la batería y no terminará su ciclo de limpieza y tendremos que cargar de nuevo. Y hablando de cargar, su tiempo de carga nos parece excesivo.

El robot Virobi Vileda no tiene base de carga. Así que si su ciclo de limpieza termina y se para, como le pille debajo de un mueble, te toca ir al rescate.

Es de una concepción muy limitada. No elimina el polvo ni la suciedad, más bien lo reparte. Es un artilugio para usar como complemento a la limpieza, después de haber barrido o aspirado la casa y haber fregado el suelo después, porque si no, desplazará la suciedad y el polvo de un lado a otro.

No tiene opción de usar mopas lavables. Según experiencias de usuarios sale caro estar comprando las mopas desechables que se necesitan.

Como máquina de limpieza Low Cost podría pasar, y por su diseño, pero no esperemos unos resultados, ya no digo maravillosos, sino simplemente decentes.

Al menos, es un robot silencioso, fácil de usar, tiene una buena autonomía y precisa de poco mantenimiento.

Gracias a todos por vuestros comentarios. Podéis seguirnos en Twitter y Facebook, donde os esperan un montón de novedades y noticias robóticas.