Comprobar sensores de choque robot Roomba

El robot aspirador iRobot Roomba tiene sensores de choque situados en la parte interna del paragolpes. Estos sensores hacen que el robot cuando se acerca a un obstáculo, reduzca su velocidad y toque suavemente el objeto.
Si nuestro robot aspirador choca ostensiblemente con los obstáculos, podemos sospechar que algo no va bien en los sensores. Hay una manera de realizar un test rápido de los sensores para descartar que tengan un mal funcionamiento.

test sensores de choque robot roomba

 

Sensores de choque Roomba: test funcional

En primer lugar debemos tener el robot aspirador apagado.
En estado apagado (luces e indicadores apagados), mantenemos pulsados a la vez el botón CLEAN y el botón DOCK (el que está situado a la izquierda de la fila de botones). Con estos dos botones apretados, pulsaremos 6 veces el botón SPOT (situado a la derecha de la fila de botones) y se encenderán todos los indicadores luminosos del robot.

Una vez pulsado 2 veces el botón SPOT, se activa el modo Test.

Para chequear los sensores de choque hay que pulsar las partes izquierda, derecha y central del paragolpes.
Si pulsamos el lado izquierdo del paragolpes (lado izquierdo si tenemos situado el robot de manera que el paragolpes quede en la parte de arriba) se debería encender el piloto SPOT. Si se enciende, significa que el sensor de ese lado funciona bien.

Pulsando la parte central del paragolpes se encenderán los indicadores DOCK y SPOT. Si ocurre así, el sensor situado en esa zona funciona correctamente.

Pulsando el lado derecho del paragolpes se encenderá el indicador DOCK, indicando que todo funciona adecuadamente en el robot aspirador Roomba de iRobot.