RoboSnail, un robot limpiador de acuarios

Robosnail es un robot limpiador de cristales para acuarios cuyos cristales sean de 12 mm d espesor y evita la acumulación de algas en el cristal.

La limpieza preventiva constante realizado por el RoboSnail mantiene a raya a las algas y puede ayudar a reducir los niveles de residuos animales. Esto nos va a ahorrar tiempo y dinero.

robot robosnail en acuario

 

Cuando Robosnail está en su base, que es también una base de recarga, se pone en funcionamiento pulsando un botón. Comienza a moverse hacia la parte inferior del acuario, y cuando llega a la parte inferior, sólo un poco antes, tenemos que pulsar el botón de nuevo para que memorice dónde está la parte inferior. A partir de ese momento RoboSnail va a limpiar el cristal sin pase la parte inferior. Comenzará a limpiar los cristales todos los días a la misma hora en que la hayamos establecido.

El RoboSnail también puede detectar la parte superior del acuario, la parte izquierda, la derecha y los bordes para calcular el patrón de limpieza adecuada para que coincida con los parámetros preprogramados por parte del usuario.

Los datos quedan almacenados en su memoria interna para futuras limpiezas. Una vez que termina, vuelve a la base de carga, donde permanece hasta el siguiente ciclo de limpieza.

El sistema de movimiento está basado en cuatro ruedas que permiten al robot girar y cambiar de dirección.

robosnail robot limpiador acuarios

 

RoboSnail: características

Funciona en acuarios de vidrio estándar de unos 200 L hasta acuarios de 500 L con cristales de espesor entre 8 y 12 mm.

Tiene una batería NiMH de 700 mAh y 4,8 V que le confiere una autonomía de más de 30 minutos.

Dimensiones: 22,2 cm de largo, 14 cm de ancho y 8,7 cm de alto.

Tiene un peso de 700 g.

El RoboSnail es ideal para acuarios de agua dulce o acuarios marinos, así como acuarios situados en empresas, hoteles, oficinas, restaurantes o en cualquier lugar fiable, y se desea el mantenimiento automatizado de los mismos.

 

Fuente| robosnail.com