Robots que regulan el tráfico

Un invento que ha sido diseñado por un grupo de mujeres de la organización Women’s  Technology, liderado por la ingeniera Thérèse Izay, y funciona a través de sensores. Los robots que regulan el tráfico se encargan de coordinar el tránsito en Kinshasa, capital de la República del Congo y pretenden además reducir el número de muertes en siniestros automovilísticos además de promover el respeto a las normas de circulación.

 

robots que regulan el tráfico

 

Robots que regulan el tráfico: promover el respeto a las normas

Estos robots, llamados Kisanga, Tamuke y Mwaluke, señalizan e interactúan con los peatones y los vehículos e instan a conducir con precaución.

Tienen una gran pantalla de luces y están ubicados estratégicamente en intersecciones viales, moviéndose acorde al sentido del tránsito.
En la capital del Congo, según un informe de la Organización Mundial de la Salud, en 2013 hubo 463 víctimas mortales en accidentes viales, año en que comenzaron a funcionar.

Los robots que regulan el tráfico envían señales visuales y sonoras, tanto a peatones como a conductores. Tienen, también, cámaras instaladas en sus ojos que están conectadas a la policía local con el fin de monitorizar el cumplimiento con las normas viales. Los robots son capaces de enviar las imágenes en tiempo real a los organismos públicos, con un alcance de movimiento de un radio de 200 metros.

Los robots fueron programados para “hablar” a los peatones. Dicen cuándo cruzar la calle , y cuando no cruzar. Cuando los peatones están esperando para cruzar, el robot emite una canción.