iRobot Roomba 780: Obstáculos

En esta primera prueba se trata de evaluar el sistema de navegación del iRobot Roomba 780 y cómo se desenvuelve en un entorno real, frente a obstáculos cotidianos como pueden ser alfombras, cables, pequeños desniveles, espacios reducidos, recovecos… El modo de limpieza, como siempre, en automático. Le damos a Clean y ¡acción!

Escalón de 2 centímetros de altura: Asombros comportamiento del robot, que lo sube a la primera y sin esfuerzo, como si fuera plano. La verdad, nos ha sorprendido gratamente. Se adapta sobre la marcha a los diferentes tipos de superficie.

Espacio reducido: tamaño del robot + 4 centímetros: se introduce en él hasta el fondo y a la primera, a mitad del vídeo más o menos, se puede ver cómo limpia completamente cada esquina y borde de nuestro espacio reducido. Perfecto.

Alfombra: sin problema, no se nota ni siquiera un cambio de ritmo en el robot, parece que no le cuesta cambiar de superficie. Además, la limpia completamente, como se puede apreciar por las pasadas.

Cable: sin problema. Pasa por encima de él como si no estuviera.

Nuestro Veredicto: Su sistema de navegación basado en algoritmos es tan o más eficaz que en versiones anteriores. Si a esto le sumamos importantes mejoras en su desplazamiento, una adaptación total al terreno (se desliza igual por baldosa que alfombra, que subiendo el desnivel, es asombroso) y que hace menos ruido que sus antecesoras: esta prueba la supera con nota alta.

Sigue este enlace para ver la Review completa del robot aspirador iRobot Roomba 780.

details